24 noviembre 2010

...vuelta a cruzar "el Charco".


Después de pasar casi un mes trabajando a destajo en Santiago de Chile, al final el pasado viernes volví de nuevo al Viejo Continente... y es que la verdad es que para llegar hasta Santiago de Chile hacen falta casi trece horas de vuelo desde Madrid... eso sí es un saltito de nada.

En el aeropuerto de Chile estaba esperando esté avión de Iberia bautizado como Miguel Hernández, y es que la verdad este viaje ha sido muy poético... los versos se escurrían en cada rincón y la poesía se desdibujaba en las paredes para volver a aparecer de manera sutil a cada momento.

...y así tras casi un mes de Chileno de adopción, volví a Europa.

No hay comentarios: