21 noviembre 2007

Como pasa el tiempo...

Ya llevo un año viviendo en Dortmund, he estado mirando unas cuantas fotos de cuando vivía en Darmstadt y la verdad es que echo un poco de menos aquella ciudad.


Lo primero que me compré en Darmstadt fue un mapa de la ciudad que tenía colgado en la habitación para cuando tenía que ir a algún sitio encontrarlo rápidamente...



también he visto fotos de mi escritorio y me ha recordado a todas las noches que pasé ahí estudiando y haciendo el proyecto fin de carrera... Hay cosas que nunca cambian, creo que a este ritmo me moriré debajo de un flexo.


La de noches que me acosté con Uma Thurman, eso sí cualquiera la tocaba con la espada que tenía... ;-P


También tenía vistas a la Alhambra, jejejeje... Todo esto me hace siempre pensar, aunque no demasiado, en dónde estaré el año que viene y sobre todo cómo, ya lo veremos.

2 comentarios:

Consuelo dijo...

Pues... está claro: un almita de pollo. Claro como el agua.

Juan Jesús dijo...

jajajaja... pues si toda la vida trabajando y escribiendo... bueno cosas, jejeje