24 octubre 2007

Schloß

Uno de los sitios que más me gustaba de Darmstadt ere su castillo, porque lo tenía todo. Darmstadt era la capital del estado de Hessen hasta que después de la Segunda Guerra Mundial quedara casi totalmente destruida... después de eso se llevaron el gobierno a Wiesbaden. Otra cosa curiosa es que el príncipe de Hessen (antes Alemania tenia más reinos... nada más hay que darse una vuelta por ahí para que te cuenten un rollo de un rey casi en cualquier ciudad), bueno a lo que íbamos, que el príncipe de Hessen fue el que iba al mando de la flota Holandesa, de la combinada, que tomó Gibraltar... (No os preocupéis, Darmstadt es español a día de hoy allí somos los Sheriffs ;-) ) después murió en Barcelona también en la Guerra de la Sucesión Española. Bueno no me voy más por los montes.



Lo que quería decir hoy es que el castillo está muy bien porque es de uso público tiene una biblioteca publica, la policía también está allí, tiene unas aulas de la universidad y lo más importante tiene también un pub en uno de sus sótanos.



Esta es la parte posterior del castillo, la universidad está justo ahí al lado.




Pasando por esos pergeños pasadizos se accede a una plaza donde esta el SchloßKeller. Es un buen sitio para ir y conocer otras culturas porque Darmstadt es una ciudad muy internacional, por ejemplo la ESA tiene su sede allí o el GSI ( aquí se descubrieron una serie de nuevos elementos como el Darmstatio o el Hassio, en honor al nombre de la ciudad y del estado respectivamente). Se aconseja no ir los domingos a interrelacionarse con la gente.


En la otra plaza interior esta esta torre del reloj que tiene unas campanas con una musiquilla que a mi me da ganas de estudiar porque aunque no os lo creáis en la biblioteca del Schloß he pasado muchas tardes y siempre sonaban esas campanas... a mi me recuerda al experimento de de Ivan Pavlov, así que si alguien entendido en psicología me lo quiere explicar yo creo que me pasa lo mismo he asociado esas campanas con el hecho de estudiar... que raro soy!!!!

Por este otras pasadizo se llega a otra placeta del castillo y al fondo se sale ya de el.


Siguiendo rectos se llega a Marktplatz y al fondo se puede ver lo realmente interesante, una cervecería el Ratskeller, antes era el antiguo ayuntamiento pero decidieron darle una verdadera utilidad porque es de todos sabidos que una cervecería que haga sus propias cervezas es mucho más importante que un ayuntamiento... :-)

P.D: Un granaino cerrao como yo pronuncia la palabra Schloß así: Eklóhh, la doble h es porque la ß es ss, se puede escribir Schloss...

4 comentarios:

Consuelo dijo...

ya em extrañanba a mi qeu no hubiera cervecerias... la cabara tira al monte...

Juan Jesús dijo...

Estamos en el pais de la cerveza... yo no tengo la culpa que restauren un castillo y que hagan una cerveceria, que cierren el ayuntamiento y que hagan una cervecería... las cosas con así. Aqui todo el monte es oregano.

Consuelo dijo...

anda, anda, no te piques o empeizo a pensar que itnes mano en la palnficacion urbanistica y mcuhas cervercerias se deben a tu influencia, anda, anda...

Juan Jesús dijo...

jajajaja!!!! yo nunca me pico y menos con los planes urbanisticos. Ademas la culpa de todo eso no la tenemos nosotros porque fue Dios quien nos dio el poder de poder convertir la cebada en cerveza. Todos sabemos que hay mucha gente que desayuna unos ricos y nutritivo cereales cada manana... ahora mi pregunta, y el que no pueda comer no tiene derecho a beberse un rico baso de zumo??