24 septiembre 2007

Un domingo en Darmstadt.

Ayer estuve todo el día paseando por Darmstadt, bueno exactamente por el centro. El tiempo era genial.


Ahora los niños aquí tienen las vacaciones o fiesta de otoño. Por lo que estaban en la calle jugando a un montón de cosas, como estos jugando a ser bomberos.






Esta niña que se subió encima de 18 cajas de cerveza antes de caerse.


Una fuente de chocolate, el sueño de todos los niños.


Toboganes de todas las formas.


Un futbolín gigante.






Los más mayores nos fuimos a tumbarnos al cesped y a recuperar las energías perdidas el día anterior.

Y como perdí la diligencia de vuelta a Dortmund, pues cogí el tren de vapor y llegué... bueno llegué al final llegué, sano y salvo.

4 comentarios:

Consuelo dijo...

Mi trio quiere ir de paseo a ese pueblo. A ver como les explico ahora que no está a la vuelta de la esquina.
Les he dicho que llueve la mayor parte del tiempo y hace frio. Adri lo ha visto claro: ese es su lugar en el mundo.
El sueña con la llegada de la lluvia para usar el edredón pues lo asocia a los juguetes, vamos encandena el pensamiento más o menos así:
lluvia = frio = edredón = invierno = La Peza = San Marcos = jo, jo, jo = pelota disco (su juguete preferido)
Un abrazo

Juan Jesús dijo...

Sí pero eso no es siempre así para los nignos. Aunque la verdad es que cuando lo montan, lo montan muy bien. También el tiempo acompagno este fin de semana paro ahora mismo ya está lloviendo y volverá a salir el Sol... sí, pero la pregunta es cuando??

Bueno, todos los padres tienen que llevar a sus hijos a esos sitios... eso pasa igual en todo el mundo :-)

José Ramón Martínez Pérez dijo...

Fuente de chocolate... el sueño de los niños y de los no tan niños...
Aquí en Múnich ya han vuelto los niños al colegio... Todos los días a las 7 de la mañana me entero a base de bien...

Juan Jesús dijo...

La verdad que en Darmstadt lo tenían bien montado para los nignos este fin de semana. Como se lo pasaron los enanos y que envidia no poder meterse a jugar en el futbolin gigante o en todo lo que tenían.

Espero que todo te vaya bien por Múnich. Al final el sábado solo estuvios unas horas porque teniamos el autobus de vuelta a Darmstadt a las 20:30.