02 septiembre 2007

Mudanzas


Esta semana hemos tenido que cambiarnos de lugar de trabajo porque el proyecto en el que estoy trabajando ha tenido una serie de problemas... pero bueno, en mi caso no ha habido problemas solo los que pueden acarrear el tener que hacer la mudanza, es lo bueno de trabajar para la universidad.


Me siento mal por los compañeros que ya no van a trabajar más conmigo porque todos eran encantadores, me regalaron eso por mi cumpleaños esta semana. Como siempre me ven comiendo frutos secos (vienen muy bien para la cabeza, el fósforo y el potasio... se necesitan para crear un potencial electroquímico a través de la difusión de los iones por una membrana), el chocolate (la energía que necesita el cerebro, el azúcar) y la coca-cola (más azúcar y cafeína para mantenerlo despierto).




Mi despacho semidesmantelado con las cajas llenas de mis apuntes en un rincón, que triste.



El microscopio electrónico también preparado para la mudanza


Así que empezamos a llenar el camión con todas las cosas...


Este es mi compañero de despacho, el está haciendo el proyecto fin de carrera también con la Universidad de Mainz aunque el es de la TU-Ilmenau.



Al final llenamos dos como este de trastos y no se cuantos coches con los ordenadores... un montón de cosas, dos días de mudanzas.




Las últimas cosas que recoger...



y así quedó mi despacho... nueve meses viniendo aquí desde temprano por la mañana hasta la tarde, un poco triste tener que dejar este pequeño rincón donde he pasado tanto tiempo pero la vida sigue más o menos igual aunque en otro sitio.


Cuando volvía a casa el último día, todas las liebres que hay por el césped de la universidad salieron a despedirme así que aproveche para hacerles la penúltima foto... Saludos

2 comentarios:

Consuelo dijo...

¿¿liebres?? Jje.. tienes la materia prima al lado... mira papelybit, jajaja.
Anda, por una macetilla de geranios alli donde te hayan ubicado ahora. Eso te hará sentirnos cerca.

Juan Jesús dijo...

Ya he mirado papelbit, que envidia!!! Sabes que los alemanes no comen conejo ni liebre... son más raros!!! Aunque a veces hacemos paellas y los invitamos a comer y no le decimos que estan comiendo y se comen el conejo, jajajajajajaja

Una vez mi madre hizo un arroz de caracoles y yo había invitado a un amigo del instituto que era de Brasil, cuando vio los caracoles jajajajajajaja!!!! y es que no caimos que eso no lo come todo el mundo... despues mi madre le hizo otra cosa para comer pero con los caracoles se llevó un susto. Otra cosa que no consintió probar fue el gazpacho de pepinos... Ellos se lo pierden.

Espero que tengas un buen fin de semana.

P.D: Lo de la maceta de geranios lo voy a hacer, solo necesito encontrar una o traerme la proxima vez que vaya una de mi madre sin que se entere ella ;-)